KA 204IT INNO: STEP – APOYAR LA FORMACIÓN Y LA EDUCACIÓN A DISTANCIA EN LAS PRISIONES

La emergencia sanitaria de covid-19 que azotó al mundo a principios de 2020 ha impuesto cambios radicales en nuestra sociedad. La mayoría de los aspectos de nuestra vida cotidiana han sufrido cambios provocados por esta emergencia: desde el ámbito emocional hasta el laboral, no ha habido área que no haya tenido que lidiar con restricciones, cambios y nuevas estructuras organizativas. El área de formación, por supuesto, ha sido uno de los más afectados, obligado a responder rápidamente a una situación en la que parte de las competencias y herramientas han quedado obsoletas. Por supuesto, tener que afrontar esta crisis representó una oportunidad para acelerar los procesos de modernización, pero es innegable que esta situación también ha exacerbado las desigualdades sociales y las dificultades de determinados contextos de la sociedad: entre ellos, ciertamente el contexto penitenciario es el que ha sufrido el mayor retroceso.

En el sistema penitenciario, el acceso a la formación tiene una enorme importancia tanto para la calidad de vida durante su estancia en las instituciones como para las posibilidades a las que las personas pueden acceder una vez finalizada su condena. Como se explica en el informe de síntesis elaborado para la Comisión Europea por GHK, un alto porcentaje de presos en la UE tiene un nivel de preparación y formación bastante bajo y estos bajos niveles de cualificación tienen importantes efectos negativos en las perspectivas laborales de los presos que están cerca de salir de prisión, condición identificada como uno de los factores clave para la reincidencia.

El acceso a una formación adecuada y de calidad era un reto central para el sistema penitenciario en la era pre-Covid, con la explosión de la emergencia sanitaria y sus repercusiones estas cuestiones han cobrado una importancia vital. De hecho, han surgido cuestiones inaplazables: el acceso a internet y a la educación digital, la preparación del personal penitenciario, las competencias digitales básicas de formadores y alumnos, son aspectos en los que centrar nuestros esfuerzos, siendo herramientas esenciales para garantizar el derecho a la formación y, por tanto, a un proceso de reinserción eficaz.

 

El proyecto STEP – Supporting distance Training and Education in Prison: Apoyar la formación y la educación a distancia en las prisiones- tiene como objetivo apoyar y potenciar el uso de las herramientas digitales y la formación a distancia en las instituciones penitenciarias. Para tener éxito en este objetivo, creemos que es necesario apoyar a los educadores y al personal penitenciario en la adquisición de las habilidades adecuadas para la implementación de estas herramientas.

Un primer paso fundamental para tener éxito es adoptar una metodología común a través de la recopilación de buenas prácticas europeas en materia de aprendizaje a distancia en prisión y la comparación de la respuesta que los diferentes contextos han dado y están dando a las necesidades de formación. Por ello, con el proyecto STEP construiremos una investigación comparativa entre al menos 4 países europeos, proponiendo saltos de itinerarios profesionales cortos en cada institución penitenciaria y haciendo un seguimiento en vivo de los métodos de organización y gestión de estos itinerarios. Esta investigación sentará las bases para un análisis de los puntos fuertes y débiles de cada intervención con el objetivo de construir directrices para la mejora de la formación a distancia en prisión y cursos de formación a medida para el personal de prisiones y para el personal civil que trabaja en las instituciones.

El proyecto STEP se dividirá en 2 años y 2 fases:

Fase I: Formación en prisión e investigación comparativa:

  • Análisis de los cursos de formación en prisión en los países socios.
  • Curso de formación a distancia para reclusos en cada país socio.
  • Construcción de una parrilla de observación y comparación de los recorridos: análisis de los procesos organizativos virtuosos y de las criticidades encontradas.
  • Recogida de buenas prácticas.

Fase II Directrices y formación:

  • Directrices para la mejora de la educación a distancia en las prisiones.
  • Formación del personal penitenciario y del personal civil que trabaja en las instituciones.