ESTRECOMP

Desafíos

Proyecto nº 2020-1-ES01-KA204-081988

El proyecto Estrecomp - Estrenando competencias emprendedoras – Entrecomp para adultos viviendo en zonas rurales, sigue avanzando con éxito.

El consorcio de este proyecto tiene como objetivo fomentar la actividad rural, así como las competencias empresariales y poder proporcionar a los educadores de adultos las herramientas necesarias y transferirlas al grupo objetivo del proyecto (mujeres, inmigrantes y personas con bajas cualificaciones).

Si bien es cierto que podemos observar un cierto aumento de las actividades empresariales en las zonas rurales reinventando la vida en el campo, ya que después de sufrir una pandemia, el futuro puede que no esté solo en las ciudades inteligentes. Sin embargo, ¿se les proporcionan las herramientas necesarias? ¿qué facilidades hay disponibles para aquellos que deseen poner en marcha un negocio en las zonas rurales, y si los interesados en emprender esta aventura empresarial fueran mujeres?

Para llevar a cabo nuestra investigación, el consorcio ha realizado entrevistas locales a mujeres que viven en zonas rurales en las cinco ciudades que pertenecen al consorcio. Los miembros del consorcio son los siguientes: AIFED (Granada, España); Austrian Association of Inclusive Society (Austria); Systeme in Bewegung e. V (Winsen, Alemania); Progetto Marconi (Turín, Italia) y European Alpe Adria Pannonia Cluster (Novi Sad, Serbia).

Tras la recogida de datos, se han podido establecer las dificultades, las necesidades, el apoyo necesario, así como las experiencias de estas mujeres y los beneficios que han obtenido una vez que han puesto en marcha sus proyectos.

En cuanto a las dificultades, la más mencionada es el obstáculo económico y burocrático. En segundo lugar, la falta de formación recibida y la poca accesibilidad a la información. Además, la mayoría de las mujeres entrevistadas mencionaron dificultades añadidas por ser mujer y empresaria en un mundo de hombres.

Entre las necesidades expresadas, la falta de financiación es el principal obstáculo para estas mujeres, seguido de la falta de apoyo de otros profesionales del sector. También destacan la falta de apoyo social en algunos casos, ya que estas mujeres realizan trabajos que siempre se han considerado masculinos. Sin embargo, otras mujeres entrevistadas nos cuentan cómo han servido de ejemplo para otras mujeres de sus comunidades, lo que les ha ayudado a continuar con sus proyectos.

Como principales beneficios del emprendimiento, destacan en primer lugar la posibilidad de aportar algo nuevo y positivo a la comunidad y los beneficios de vivir en una zona rural. Además, las mujeres recalcan la sensación de libertad una vez haber desarrollado sus negocios.

Desde AIFED, consideramos los valores socioculturales como elementos clave para superar cualquier disparidad y exponemos los beneficios que la sociedad obtiene al promover el desarrollo sostenible del medio rural.

EL PODER DE LAS HISTORIAS

El poder de historias

El proyecto "El poder de las historias", (2020-1-ES01-KA227-ADU-095529) coordinado por AIFED (España) y ejecutado con los siguientes socios: AUGUST VERMEYLEFONDS (Bélgica), CONTEMPORARY PLEVEN MEDIA FOUNDATION (Bulgaria) y EYROPAIKO INSTITOYTO TOPIKHS ANAPTYKSHS (Grecia), tiene como objetivo utilizar el poder de las historias para fomentar la creatividad y desarrollar las habilidades de resiliencia en los adultos, así como la capacidad de encontrar soluciones innovadoras para diferentes retos.

La narración de historias es una forma de arte antigua y una valiosa forma de expresión humana. Utiliza palabras, gestos y movimientos físicos, es una forma interactiva de comunicación, presenta una historia y fomenta la imaginación activa de los oyentes.

Contar historias nunca pasa de moda, nuestra mente necesita la narración y las historias nutren nuestro cerebro de ideas, valores y creencias. Pueden influir en gran medida en nuestra forma de pensar, de tomar decisiones y de persuadir a los demás con nuestras ideas.

En realidad, las historias son la forma más eficaz de organizar la información y difundir las ideas, es una poderosa forma de comunicación y es una metodología que debe enseñarse a los jóvenes ya que puede impactar realmente a las personas y permite desarrollar nuevas habilidades de comunicación y persuasión.

Las historias tienen propósitos, tienen que ser relevantes para las experiencias, valores e intereses de la audiencia a la que van dirigidas. Tienen que ser claras e interesantes para captar los oídos del oyente.

Cuando se cuenta una historia al público, se moviliza todo el cerebro.  No sólo las áreas lingüísticas o matemáticas, sino también los centros emocionales y de la memoria (sistema límbico); si no también las áreas asociadas a las percepciones sensoriales y motrices, por lo que el cerebro de tu audiencia activa las mismas áreas que si estuviera viviendo los acontecimientos narrados. El uso de la narración es la mejor manera de hacer que la gente tenga en mente lo que quieres decir y de lo que quieres hablar y, como consecuencia, convencer a tu audiencia y hacer que se relacione contigo.

AIFED apoya realmente esta herramienta de comunicación y cree en el poder de las historias y de la narración, por lo que el equipo siempre está trabajando en metodologías innovadoras y tiene como objetivo promover el uso de la narración en el ámbito educativo. Este proyecto promueve la narración y la importancia de las historias.

Las historias son importantes ya que son universales, por eso AIFED pretende promover las prácticas de narración, nos ayudan a entender nuestro lugar en el mundo, a comprender las perspectivas de otras personas, nos dicen cómo actuar con sabiduría y dan forma a nuestra perspectiva del mundo. Escuchar a los demás contar nuestras historias también fomenta la empatía, forja la confianza y crea conexiones más profundas. También es una forma muy eficaz de unir las emociones con el significado y la intención.

Emma Revillet

MI DEMOCRATICA EUROPA

Granada, una ciudad europea en el corazón de la cultura española...

 

Hago mis prácticas en AIFED, Granada, tras terminar mis estudios de Derecho en la Universidad de Lille, Francia. Colaboro en varios proyectos que la asociación lleva a cabo, y entre ellos MY DEMOCRATIC EUROPA, dentro del programa Europa para los ciudadanos de la Comisión europea. El proyecto está coordinado por RECHT IN EUROPE, una entidad de Jena, Alemania, muy especializada, y en él también participan Grecia y Bulgaria.

Reflexionamos sobre la huella de la UE en nuestras ciudades, pero… ¿qué he reflexionado yo sobre esto viviendo estos meses en GRANADA?

La identificación de los españoles con los valores y símbolos europeos no es tan antigua y puede parecer un poco difícil para este país participar plenamente en la Unión Europea con sus ideas, valores, símbolos o cultura, ya que España se considera todavía como una "nueva democracia".

En efecto, la integración española en Europa es un proceso que se inició con el Acuerdo de Asociación de 1970. Un proceso a través del cual España tuvo que democratizarse para poder entrar, tal y como se le había solicitado unos años antes. La creación de "lazos europeos" entre la Unión Europea, antes llamada CEE (Comunidad Económica Europea) y España sólo se remonta a ¡50 años atrás! Sin embargo, hasta la muerte del dictador español Francisco Franco en 1975, el país no pudo iniciar una transición democrática que le permitió solicitar la adhesión en 1977. La transición de la dictadura a la democracia europea no fue fácil. La desconfianza de los ciudadanos españoles y europeos hacia Europa se ha incrementado en los últimos años, debido principalmente a la actuación de los gobiernos nacionales, que han dedicado más tiempo a utilizar a Europa como chivo expiatorio de sus propias políticas que a destacar los logros conseguidos gracias a ella y al miedo de otros países a dejar entrar en Europa a otro país menos avanzado social y económicamente que ellos.

Después de muchos obstáculos, consiguen integrarse y aplicar su cohesión con otros países miembros.

Sin embargo, sigue siendo pertinente preguntarse por el lugar que ocupan las ciudades españolas en Europa, y especialmente centrarse en Granada, que es la capital de la provincia del mismo nombre, situada en el sureste de España entre las orillas del Mediterráneo y el interior de Andalucía. Granada es uno de los patrimonios culturales y arquitectónicos más importantes de España. De hecho, tanto el histórico barrio morisco del Albaicín como la Alhambra han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Granada también cuenta con una catedral renacentista del siglo XVI y las principales influencias de la ciudad son la mezcla perfecta de las arquitecturas árabe/musulmana y española/cristiana.

Granada es una de las principales ciudades europeas, debido a su localización, cerca del continente africano y a su cultura y arquitectura, lo que hace que esta ciudad sea realmente única y hermosa.

Caminar por las calles de Granada es tanto sentir la historia de la realeza católica bajo nuestros pies como la nueva historia de España, implementada en su entrada en la Unión Europea. Lo más curioso de esta mezcla de historia actual y renacentista es que cerca de la Catedral de Granada, considerada la primera iglesia construida en estilo renacentista en España bajo el reinado de los Reyes Católicos, podemos ver un ayuntamiento, con la bandera española y europea en la fachada del edificio, encarnando las creencias de democracia y fraternidad. Granada es la mezcla perfecta de valores europeos como la democracia, la unidad, los derechos fundamentales, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres y un interesante pasado que mezcla la historia cristiana y la musulmana.

Granada tiene un pasado histórico intenso, la ciudad fue fundada por los romanos con el nombre de "Illibris" y fueron los moros, que invadieron la ciudad en el siglo XVIII a.C. y se asentaron en ella durante siete siglos, quienes la bautizaron como "Granada". Es Fernando e Isabel, los venerados "Reyes Católicos" de España, conquistaron el reino de Granada en 1492, lo que supuso la culminación de la Reconquista cristiana de la Península Ibérica.

Esta ciudad sigue siendo el ejemplo perfecto de la importancia de mantenerse en el pasado mientras se evoluciona en política, tradiciones y valores. Por ello, Granada es una ciudad ideal para conocer el pasado y el futuro de España, la realeza y la democracia. Además, Granada reúne todas las características vitales de cualquier gran ciudad europea, como por ejemplo, arquitectura de varios estilos y épocas con una mezcla tanto de rascacielos como de antiguas mansiones y edificios viejos (... ), un gran número de turistas extranjeros, la presencia de un escudo de la ciudad; calles pequeñas y estrechas, presencia de espacios verdes y un gran número de monumentos arquitectónicos como iglesias y esculturas.

Como francesa en prácticas, he disfrutado mucho de cada parte de Granada, cada barrio tiene sus propias sorpresas, su identidad y lugares realmente bonitos y eso es lo que realmente me gusta de esta ciudad. Siempre hay algo que hacer o ver en Granada.

En conclusión, podemos decir que Granada es una ciudad típicamente española y europea que promueve la cultura española y encarna los valores europeos.

 

Emma Revillet

 

EL JUEGO COMO SOLUCIÓN DE CONFLICTOS

AIFED es socio del proyecto Europarents2020, coordinado por Systeme in Bewegung e.V. (Alemania). Cuenta con un total de 5 socios, contando a AIFED. Este proyecto expone la especial naturaleza de los conflictos familiares en Europa y es por ello que ha utilizado una metodología poco convencional, el juego como solución de dichos conflictos. El proyecto realizó previamente una encuesta a 80 familias de los 5 países que participan: Alemania, Grecia, Austria, Bulgaria y España.

Este proyecto es auténtico y ha servido a los países para entrar en contacto directo con los planteamientos de otros países y poder reflexionar sobre ellos de forma lúdica, además, las familias han tenido la sensación de que otras personas en Europa son similares a ellos, un sentimiento de comunidad europea, y poder con ello encontrar nuevas soluciones para los conflictos familiares.

Nos gustaría destacar como el proyecto se ha servido del juego para crear un espacio común de reflexión y solucionar conflictos familiares. Si bien es cierto, que el juego ha estado siempre puesto en el punto de mira por tener una importante repercusión a lo largo de la evolución humana. De hecho, el juego es una actividad vigente en todos los seres humanos. ``Los etólogos lo han identificado con un posible patrón fijo de comportamiento, que se ha consolidado a lo largo de la evolución de la especie´´ (Animación y Servicios Educativos A.C, 2009). Y haciendo referencia a Vygotsky, ``el juego se convierte en una herramienta de la mente que habilita a los niños para regular su conducta” (Vygotsky, 1966-1977).

El proyecto ha dotado el juego de significado y ha sido el instrumento principal para mejorar las habilidades de los participantes, mejorar la comunicación entre ellos y poder establecer problemas comunes. El juego del proyecto es de cartas, en las cuales hay múltiples preguntas y el objetivo es el intercambio y la unión. Algunos ejemplos de estas preguntas son: "¿En qué crees que le gustaría gastar el dinero a la persona que está a tu derecha? ¿Cómo crees que funciona la conciliación en tu familia?", "¿Qué te gusta de tu educación?".

Se crea un ambiente relajado y lo más importante, al tratarse de temas delicados, los sujetos participan de manera activa ya que el juego, es todo lo contrario al trabajo y está exento de obligaciones. Aunque nos resulte algo obvio, las competencias sociales se interiorizan y se aprenden gracias a la interacción social, asique, ¡juguemos todos!

AIFED – MUTUAL SHARE FOR WOMEN CARE

AIFED es socio del proyecto “MUTUAL SHARE FOR WOMAN CARE” coordinado por Demostene (Study Centre for the Promotion of Human Flourishing in Latiano, Italy). Este proyecto que sigue en marcha, es simplemente hermoso: Busca poner el foco en la mujer maltratada, construyendo un ecosistema de ayuda completamente independiente de instituciones gubernamentales, donde son las propias mujeres que han sido víctimas de maltrato, las que se ayudan entre sí, construyendo sus propias herramientas, respaldándose unas a otras en todas sus necesidades, pasando por el cuidado de los hijos, la búsqueda activa de talleres y formación extra para mejoras o adquirir nuevas habilidades. “Mutual share for women” es un proyecto creado para abrir la posibilidad de un intercambio de buenas prácticas entre Italia, España, Polonia y Eslovenia en el ámbito de la lucha contra la violencia de género, que facilita la adquisición de nuevas técnicas y formas de abordaje de esta situación a la que tantas mujeres en el mundo se han podido ver envueltas en algún momento de sus vidas.

Este proyecto nos gusta especialmente, porque gira en todo momento en torno a las víctimas, siendo ellas las que desde la ayuda mutua construyen su futuro, y teniendo total libertad de decisión en todos los temas, que nadie mejor que las que lo sufrieron conocen. Las mujeres involucradas en este proyecto, destacan por su convicción de no participar en actividades justamente creadas para mujeres que han sufrido violencia de género, sino que prefieren y demandan un trato por igual al que cualquier persona puede recibir cuando se trata de aplicar a un curso formativo, por ejemplo. Estas mujeres quieren aprovechar la oportunidad de participar en este proyecto, para demostrar que unidas y trabajando hacia la misma dirección, es más fácil superar cualquier tragedia y además, poder crear un lugar de colaboración mutua que beneficie a todos los participantes: mujeres e hijos.

Deseamos que este proyecto finalice con éxito, a pesar y todo de la pandemia, y esperamos que os haya inspirado tanto como a nosotros la primera vez que lo oímos y nos ofrecieron la oportunidad de sumarnos.