Gestión de Proyectos Sociales por Escenarios

En una sociedad en que la economía se globalizó y las variables que ocurren en cualquier lugar del mundo pueden llegar a ser determinantes en otro, la Gestión de Proyectos por Escenarios se convierte en la única estrategia efectiva para el diseño y ejecución de Proyectos Sociales.

En un entorno cambiante, como nunca antes la Historia había conocido, gestionar por Escenarios es la única garantía de adaptarnos a los cambios y solventar las transformaciones a las que nuestro proyecto tendrá que enfrentarse, con seguridad, durante su desarrollo.

Personalmente, he dictado un gran número de cursos y realizado consultorías sobre como utilizar correctamente la metodología de los Escenarios, y siempre propongo las siguientes premisas iniciales a la hora de implantar esta herramienta.

1: La metodología por Escenarios sólo funciona en organizaciones con una fuerte carga identitaria. Necesita para el éxito de un grupo humano que se encuentre asentado y comprometido con el objetivo para el que fue creado. En este sentido, y derivado de la explosión de la crisis que se desarrolla en mi país, en España, podemos ver como entidades sociales con amplio compromiso entre sus trabajadores e incluso de su voluntariado y que están gestionando sus proyectos por Escenarios, son los que están sorteando mejor sus problemas y anticipando soluciones.
En este punto, las instituciones sociales suelen partir con ventaja porque sus misiones como organización son más gratificantes para los trabajadores y pueden estar más comprometidos. Si no es así, hay, casi obligatoriamente, un trabajo previo que hacer.

2: La metodología de escenarios no puede ser implantada sin un fuerte liderazgo que debe basarse en una estrategia diseñada. Es decir, gestionar por Escenarios necesita de un profundo liderazgo y de un conocimiento exhaustivo de fórmulas científicas asociadas al mismo. El Liderazgo Situacional concebido por Hersey y Blanchard, toma, a mi juicio, un protagonismo esencial en la Gestión por Escenarios. Se adecua a la adaptabilidad del líder y a su capacidad de dirección en momentos de cambio. Conocer profundamente cómo se utiliza el desarrollo de la técnica del Liderazgo Situacional, tanto al hablar de Conducta de Tarea como al hablar de Conducta de Relación, es casi una garantía de éxito en la Gestión de Proyectos por Escenarios. Evidentemente, siempre que contemos con un líder comprometido dispuesto a ser flexible.

3: A diferencia de otras metodologías el método de los Escenarios tiene sus fundamentos en datos empíricos, comprometiendo a los involucrados en una revisión permanente cuyas variables centrales están en trabajar con el mayor número posible de incertidumbres del entorno detectadas. Incluso la propia estrategia debe ser sometida a revisión. Y es en este punto dónde aparece otra de las grandes dificultades: la capacidad de los componentes de estar informados y de hacer análisis viables de esa información. En primer lugar está en seleccionar adecuadamente las fuentes de dónde va a ser obtenida la información del entorno relevante para la estrategia. Uno de los grandes fallos de los gestores es creer que esa información puede encontrarse en los medios de comunicación al uso: periódicos, radios, etc., con el riesgo de encontrarnos con una información manipulada a diferentes intereses que nos contamina el análisis del entorno. El buen Director de Proyectos por Escenarios tiene que elaborarse un catálogo de fuentes “fiables” de dónde obtener información. Acudir a directamente a la información publicada en las páginas web de los organismos de nuestro interés, mantener una red social activa de trabajadores en esos organismos, leer sus blogs, conferencias y análisis, acudir a Congresos y Jornadas de calidad, es una condición sine qua non en el éxito del liderazgo.

4: La importancia del Pensamiento Lateral: Descartar una educación/tradición de pensamiento centrado en un solo punto para desarrollar un pensamiento multifocalizado, suele ser uno de los aprendizajes más complejos, pero también, una vez adquirido este entrenamiento es uno de los que más satisfacciones y aciertos produce.

A partir de aquí, y una vez construidos estos cimientos, entonces llega el momento de aplicar la metodología por Escenarios, distinguiendo dos clase de Escenarios con los que habremos de trabajar:

  • Los que no están a nuestro alcance, ante los que debemos de adaptar nuestra gestión.
  • Los que están a nuestro alcance, debemos intervenir en ellos para que se desarrollen lo más favorablemente posible a nuestros intereses.

Deja un comentario